jueves, 10 de agosto de 2017

Nobel De Medicina Dice Que La Memoria Perdida Por Alzheimer Puede Recuperarse

Las personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer pueden no haber “perdido” la memoria y sólo tienen dificultades para recuperarla, concluyen investigadores conducidos por el Nobel de Medicina Susumu Tonegawa, que el miércoles revelaron la posibilidad de un tratamiento para curar los estragos provocados por la enfermedad.

El premio Nobel de Medicina Susumu Tonegawa (1987) defiende que el estímulo de áreas específicas del cerebro con luz azul permite a las ratas de laboratorio recuperar experiencias y memorias que parecían olvidadas.

Los resultados proporcionan algunas de las primeras evidencias de que la enfermedad del Alzheimer no destruye por completo las memorias específicas, las hace “apenas inaccesibles”.



“Como seres humanos y ratones tienden a tener principios comunes en términos de memoria, nuestros resultados sugieren que los pacientes con la enfermedad de Alzheimer, al menos en los estadios iniciales, pueden preservar la memoria. Es decir hay hipótesis de curación”, comentó Susumu Tonegawa a la agencia de noticias France Presse.

El equipo de Tonegawa utilizó este tipo de animales genéticamente modificados para mostrar síntomas similares a los de los seres humanos que sufren de Alzheimer, una enfermedad degenerativa del cerebro que afecta a millones de adultos en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud estima que en 2050 la demencia afecte a 131 millones de personas.
Experimento con ratones

Los animales fueron colocados en cajas cuya superficie inferior estaba electrificada, causando una descarga desagradable, pero no peligrosa, sobre sus miembros cuando los animales tocaban en esa estructura.

Un ratón que no tiene Alzheimer desarrolla comportamientos medrosos, evitando la sensación desagradable.

Los ratones con Alzheimer no reaccionan de la misma forma, indicando que no guardan ninguna memoria de la experiencia dolorosa.

Sin embargo, cuando los científicos estimulan áreas específicas del cerebro de los animales (las llamadas “células de gramas” relacionadas con la memoria) usando una luz azul, los ratones acaban por recordar la sensación desagradable o al menos desarrollan comportamientos para evitar los choques eléctricos .

El mismo resultado se observó también cuando los animales se colocaban en un recipiente diferente durante el estímulo, lo que sugiere que la memoria se mantuvo.

Al analizar la estructura física del cerebro de las ratas, los investigadores mostraron que los animales afectados con la enfermedad de Alzheimer tenían menos “espinas dendríticas”, a través de las cuales se forman las conexiones sinápticas.

Con la repetición de los estímulos luminosos, los animales pueden incrementar el número de espinas dendríticas alcanzando los niveles de las ratas sanas.

“La memoria de ratas fue recuperada a través de una señal natural”, dijo Tonegawa, refiriéndose al recipiente que causaba el comportamiento de miedo.

“Esto significa que los síntomas de la enfermedad de Alzheimer en los ratones se han curado, al menos en los estadios iniciales”, dijo.

La investigación, patrocinada por el Centro RIKEN-MIT para Genética de Circuitos Neurales, es la primera en mostrar que el problema no es la memoria, sino las dificultades en su recuperación, explica el centro con sede en Japón.

“Es una buena noticia para los pacientes de Alzheimer”, añade Tonegawa por teléfono a la AFP, desde la oficina en Massachusetts. Tonegawa obtuvo en 1987 el premio Nobel de Medicina.

Fuente: Sapo.pt

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...